Un hogar mejor

mejores camas japonesas

Consejos para elegir una cama de matrimonio

Elegir una cama de matrimonio es una decisión que puede resultar difícil para muchas parejas. Además de las medidas, que pueden variar considerablemente, entran en juego aspectos estéticos y también de salud y bienestar donde los colchones son muy importantes. Por lo tanto, debemos dividir nuestro presupuesto entre la estructura de cama, el colchón y los accesorios.

Medidas de la cama de matrimonio

Entendemos por cama de matrimonio aquella que soporta un colchón de 2 plazas. En este tipo de cama la longitud prácticamente no varía, en la mayoría de casos es de 190 o 200 centímetros. Por el contrario, donde realmente hay diferencias es en el ancho de la cama.

La cama más estrecha para matrimonio recomendable es de 135×190, aunque la más popular es la conocida como cama queen con un ancho que oscila entre 150cm y 180cm, este es un tipo de cama lo suficientemente amplia para que dos personas descansen bien y que no ocupa demasiado espacio. Por último, también existen camas de gran tamaño muy vendidas de 200 centímetros de ancho

cama japonesa de madera

Qué tipo cama de elegir

Otro aspecto fundamental es elegir el tipo de cama que deseamos en función de nuestras necesidades. Existen las camas diván que nos permiten ahorrar espacio, estructuras de cama con cajones si tenemos poco espacio de almacenaje, los famosos canapés o también las bases de cama más tradicionales, más fáciles de desplazar e instalar.

A la hora de elegir el tipo de cama debemos tener en cuenta también aspectos estéticos. Una cama bonita y elegante debe ir en armonía con los diferentes elementos del dormitorio. De esta manera conseguimos convertir nuestro dormitorio en un lugar acogedor.

La importancia de un buen colchón

Para terminar, es importante hacer especial hincapié en el colchón. Nos va a permitir disfrutar de un descanso reparador. Una de las premisas fundamentales para elegir un colchón para cama de matrimonio es que tenga independencia entre lechos. Es decir, que la cama no se hunda por la parte central dificultando el descanso.

Colchón de muelles o viscoelástico

Los dos tipos de colchones más vendidos en la actualidad son los de muelles ensacados y los viscoelásticos. La gran ventaja de los muelles ensacados es la firmeza y la transpirabilidad. Son ideales para parejas ya que apenas notas el movimiviento de tu pareja.

Por otra parte, el visco te da una sensación de confort diferente. Si eres una persona ligera y acostumbras a dormir de lado un viscoelástico puede ser muy recomendable. Para personas pesadas hay colchones de visco que no tienen la suficiente firmeza y puedes tener una sensación de hundimiento. Los colchones de muelles ya no se parecen en nada a los tradicionales. Actualmente, hay colchones híbridos que cuentan con una gran cantidad de micromuelles en su interior y una capa de viscoelástico de relleno. Con ello se consigue una excelente firmeza y un confort óptimo.

Comparte este post