Un hogar mejor

lamparas de mesita de noche

La importancia de la lámpara de mesa en nuestro día a día

Las lámparas de mesa son un complemento ideal en nuestras vidas cuando la luz diurna decae. Nos permiten disfrutar de la lectura de un libro, de una reunión con amigos, de cenar en familia o de realizar pequeñas tareas diarias donde necesitamos una fuente de luz extra. Su importancia es tanta a día de hoy que podemos tener lámparas de mesa en el domitorio junto a la mesita, en el comedor o incluso un flexo, la lámpara de mesa preferida para iluminar nuestro escritorio mientras estudiamos o trabajamos.

Qué tipo de luz elegir

Una gran pregunta que nos hacemos cuando adquirimos una lámpara de mesa es qué tipo de fuente de luz elegir: si fluorescente, una bombilla incandescente o una bombilla LED. La realidad es que en la actualidad la iluminación LED se ha impuesto por diversos motivos y a día hoy la luz más recomendable para lámparas de mesa.

Ventajas de la luz LED

La principal ventaja de una lámpaa LED es su bajo consumo, este tipo de bombilla es mucho más eficiente energéticamente. El consumo de un bombilla LED es de 3 a 12 watts y aporta más brillo que las otras bombillas, hasta 1000 lúmenes. Por ejemplo una bombilla incandescente tiene un consumo muy superior, de 30 a 75 watts y una luminosidad de 300 a 400 lúmenes. Por otro lado, la alternativa del fluorescente también tiene un consumo mayor, de 8 a 17 watts y un brillo que puede alcanzar los 800 lúmenes.

La eficiencia energética es solo una de las grandes ventajas, la luz LED tiene una vida útil muy superior, puede superar las 50.000 horas de uso en un ambiente con las condiciones de humedad óptimas. Otro gran atractivo de este tipo de fuente de iluminación es que podemos jugar con la temperatura de color y crear ambientes más cálidos o fríos en función del espacio.

Actualmente, hay bombillas LED universales con luz variable que nos permiten variar tanto la intensidad como la temperatura de color para lograr ambientes más acogedores.

Qué lámpara elegir

Una vez que conocemos algunas de las ventajas de la Luz LED, que además son mejores para el medio ambiente, llega el momento de elegir nuestra lámpara ideal. El abanico de opciones es infinito, empezando por el estilo podemos encontrar lámparas de mesa nórdicas con un acabado minimalista, lámparas clásicas, de estilo moderno… y por otro lado de diferentes materiales como madera, cerámica o aluminio entre otros.

Para descubrir la gran oferta de lámparas de mesa con luces LED os recomendamos la tienda online de Greenice, son especialistas en decoración con más de 20.000 productos en iluminación LED y con presencia en toda Europa. En su portal puedes encontrar todo tipo de lámparas de mesa, de techo, de suelo, colgantes… y otros artículos de iluminación profesional como campanas LED, alumbrado público, señalización y otros focos LED destinados a industria.

Tipos de lámpara

Cabe destacar que dentro de todas las gamas de lámparas de mesa que hay en el mercado, estas las podemos clasificar en función de su uso y espacio que van a ocupar. No es lo mismo una lámpara de mesa para el comedor o salón, que una lámpara para iluminar el dormitorio o una mesa de escritorio.

Flexos

Este tipo de lámpara es perfecto para una mesa de escritorio, nos permite iluminar una zona de forma mucho más directa. En estos casos la luz es más blanca ya que está pensada para tareas donde se requiere una buena iluminación. Entre las ventajas de un flexo, nos ayudan a concentranos para estudiar o trabajar con una luz homógenea sobre un determinado punto.

Lámparas de noche

Las lámparas de mesita de noche son un complementos imprescindible para decorar las mesas de dormitorio por su funcionalidad, nos permiten mejorar la iluminación del dormitorio y la estética de nuestro cuarto. Tienen una fuerte importancia estética y son utilizadas comunmente antes de irnos a dormir para leer por ejemplo.

Lámparas de relleno

Las lámparas de relleno son cada vez más tendencia en el hogar, sirven para iluminación estética y quedan de maravilla en cualquier rincón del hogar. Si tenemos una terraza o jardin nos pueden ayudar a iluminar una parte de este con una pequeña lámpara de mesa portátil cada vez más populares.

Luz blanca o amarilla

Por último, otro aspecto fundamental a la hora de comprar nuestra lámpara de mesa es conocer el tipo de luz que emite. Aunque podemos resumirlo en luz blanca o amarilla, lo cierto es que el color de la luz viene marcado por la temperatura de color que se expresa en grados Kelvin.

Una luz blanca hace que nuestro ojo vea con mayor nitidez, es la opción ideal para entornos de trabajo o lectura. Por otro lado, la luz amarilla es más cálida, con una temperatura de color que ronda entre los 2.700 y 3.000 grados Kelvin. La luz amarilla es una luz más romántica, más familiar, pensada para espacios relajados. Por regla general la luces más calidad tienen una menor cantidad de lúmenes y no están orientadas al trabajo diario.

Comparte este post