Un hogar mejor

silla oficina

La importancia del color y el material en las sillas de oficina para la decoración de tu espacio

La importancia del color en la decoración de una oficina es vital. En este artículo nos vamos a centrar en como las sillas de oficina no solo tienen una función de ergonomía en un espacio de trabajo, ya que las sillas pueden influir en el estado de ánimo de los empleados y clientes, y por ende, en la productividad y resultados del trabajo diario.

Por un lado, el diseño y color de una silla de oficina es crucial para mejorar la productividad. Y es que podemos lograr desde espacios muy creativos que favorecen a la innovación y el desarrollo de ideas, a otros entornos que mejoren la imagen de la empresa y reduzcan el estrés de los empleados. En otras palabras, que aumente su bienestar laboral y su concentración en las labores desempeñadas.

Para encontrar las sillas de oficina perfectas, podemos inspirarnos en plataformas como sillaoficina365.es, es la marca líder en Europa y donde podemos encontrar hasta 100.000 referencias de diseño y decoración para tu espacio o área de trabajo.

El material de la silla de oficina

Como ya hemos mencionado, el color y diseño es primordial para lograr un buen ambiente laboral. Sin embargo, es más importante si cabe el material de la sillería de oficina. Aquí destacamos tres puntos clave: ergonomía, comodidad y durabilidad.

Es esencial que la silla tenga un ajuste ergonómico, es decir, que tenga un buen soporte para la espalda y nos permita pasar muchas horas sentados sin sufrir dolor de espalda para prevenir lesiones musculares derivadas de una mala postura.

La calidad de los materiales también se ve reflejado en la comodidad, hay materiales plásticos y ciertos tejidos textiles poco transpirables que pueden provocar sudoración o una sensación de deslizamiento sobre la silla que afectan a nuestra postura y a la comodidad.

Por último, una silla de oficina construida con materias primas de calidad tendrá una durabilidad mucho mayor. Los materiales tanto en el respaldo, las ruedas o la base de la silla han de ser resistentes para soportar su uso diario y alargar la vida útil de la silla.

Tipos de sillas de oficina

Para brindar un poco más de luz al hecho de comprar una silla de oficina vamos a hablar de los diferentes tipos que hay en el mercado. Desde sillería de escritorio pensada para trabajar en el ordenador, estas sillas suelen tener un diseño funcional, con ruedas, reposabrazos y ajustables en altura para mejorar la comodidad.

Dentro de las silla de escritorio, una particularidad es el giro, las sillas giratorias son versátiles con un ángulo de 360 grados y facilitan mucho el movimiento en un espacio de trabajo de ofimática.

Por último, destacar la silla de invitado, una silla más económica que acostumbra a ser de plástico y es ligera y fácil de mover. No ofrece la misma comodidad ya que está pensada para un corto periodo de tiempo. En el mercado también podemos encontrar sillas especializadas para realizar un trabajo concreto, estas sillas están centradas en la funcionalidad para resolver una determinada labor profesional.

Comparte este post