Un hogar mejor

calentador agua

Descubriendo los calentadores de agua para el hogar

Técnicamente hablando, un calentador de agua es un dispositivo encargado de aumentar la temperatura del agua en el hogar para ducharse o lavar los platos entre otras funciones. Para uso doméstico, estos dispositivos se han convertido en un esencial básico para cualquier hogar moderno.

Aunque son un tipo de aparato que muchas veces se pasa por alto, el calentador de agua mejoran notablemente la calidad de vida de nuestros hogares. Sobretodo en climas fríos donde el agua caliente juega un papel aún más importante. Ahora bien, existen una en el mercado diferentes tipos de calentadores.

Tipos de calentadores de agua

Al elegir un calentador de agua para el hogar debemos tener en cuenta factores muy relevantes como el consumo de energía, la capacidad de almacenaje en litros, el espacio que ocupa, el tipo de instalación o el coste económico entre otros.

Los calentadores de agua más comunes que podemos encontrar en viviendas pequeñas como apartamentos son los calentadores eléctricos. Como su nombre indica, utilizan electricidad para calentar el agua, son muy económicos y fáciles de instalar. Son adecuados cuando el consumo es bajo o cuando no tenemos acceso a gas natural en nuestro edificio.

Por otro lado, el calentador de agua que funciona con gas es muy recomendable si en nuestro bloque de edificios tenemos gas natural, se logra una buena eficiencia energética. Sin embargo, este tipo de calentador puede funcionar también con bombonas de gas propano o butano. Un clásico que cada vez es menos popular ya que debemos reponer la bombona y es un objeto pesado. Puede ser una buena idea para casas de fin de semana donde su uso no es diario.

Dentro de los tipos de calentador también podemos clasificar el calentador de agua por depósito o tanque. Su consumo de gas es mayor y como ventaja no necesitan presión de agua, por lo que son muy comunes en climas fríos. Estos aparatos son muy económicos, de manera que el costo inicial es menor.

Termo eléctrico o calentador a gas

Una gran duda a la hora de comprar un dispositivo para calentar el agua en el hogar es por qué energía me decanto: electricidad o gas. Aquí entran en juego dos aspectos clave, el gasto energético del aparato y tus hábitos de consumo.

Para nosotros, el calentador eléctrico con deposito es muy recomendable para personas que viven solas, los litros que podemos calentar para un uso instantáneo se limitan a la capacidad de almacenaje del dispositivo. De manera que a nivel económico y comodidad puede resultar útil si la vivienda es unipersonal.

Sin embargo, para familias recomendamos el calentador a gas ya que el agua que puedes calentar no tiene fin, es ilimitado. A nivel consumo, si vamos a usar el agua caliente en grandes cantidades, es decir, varias personas por día, el gas es más barato que la electricidad.

Comparte este post